GO FISH SPANISH - Spanish Learning

EP35 Miguel de Cervantes - Spanish Learning

July 28, 2022 The Spanish Iceberg | Laura Sanz Episode 35
GO FISH SPANISH - Spanish Learning
EP35 Miguel de Cervantes - Spanish Learning
Show Notes Transcript Chapter Markers

¿Sabías que antes de escribir el Quijote Miguel de Cervantes fue soldado, esclavo, espía del rey Felipe II, recaudador de impuestos o que estuvo preso hasta en cuatro ocasiones?

👀 ¿Qué vamos a ver en este episodio?

PARTE 1 | Infancia y adolescencia de viaje por España
PARTE 2 | Juventud como soldado, esclavo y espía
PARTE 3 | Madurez con éxito literario, más prisión y un plagio
 
 
⬇️ Don't miss a single word! ⬇️

Follow the audio along with the transcript

🎁【GET IT FOR FREE】🎁

-----------

🚀 New episode every Thursday at 7 AM (GMT +02:00)

⭐ Ratings & Reviews 👉 Apple Podcast

🌎 Web Site 👉 thespanishiceberg.com

🏋 Turn Go Fish Spanish Podcast into your daily gym!

Support the show

💥 Get the most out of GO FISH SPANISH 💥

✅ Vocabulary List (Spanish / English)
✅ Workout Plan & Roadmap
✅ Submit Topics For New Episodes
✅ Weekly Email

🎣 CLICK HERE TO FISH IT ALL FOR FREE 🎣

----------

¿Sabías que antes de escribir el Quijote, Miguel de Cervantes fue soldado, esclavo, espía del rey Felipe II, recaudador de impuestos o que estuvo preso hasta en cuatro ocasiones?

Soy Laura Sanz y hoy vamos a hablar sobre la vida de Miguel de Cervantes. Mucho se sabe acerca de su libro más importante «El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha», pero poco se sabe sobre la fascinante vida de su autor. 

En el episodio de hoy, viajaremos a los siglos XVI y XVII para conocer los detalles de la vida del escritor Miguel de Cervantes, una de las figuras más sobresalientes de la literatura universal. Comenzaremos este itinerario con su infancia y adolescencia, después, descubriremos qué le ocurrió durante su juventud (de los 20 a los 35 años aproximadamente) y, para finalizar, veremos la última etapa de su vida en la que escribió sus novelas. 

Ahora sí, comenzamos con el episodio número 35 «Miguel de Cervantes».

 

PARTE 1 | Infancia y adolescencia de viaje por España

Miguel de Cervantes nació en septiembre de 1547 en la localidad madrileña de Alcalá de Henares, famosa por su universidad y por sus rosquillas. Las rosquillas de Alcalá son unas rosquillas o donuts (para que me entiendas mejor) que están hechas de hojaldre y huevo. En mi opinión, ¡están riquísimas!

Volviendo al nacimiento de Miguel de Cervantes (no me quiero distraer con las rosquillas), se sabe con certeza que fue bautizado el 9 de octubre. Sin embargo, no se sabe exactamente el día de su nacimiento, aunque se cree que fue el 29 de septiembre, ya que ese día es el día de San Miguel.

Sus padres fueron Rodrigo de Cervantes y Leonor de Cortinas. Quizá te estés preguntando por qué si el apellido de su madre era «de Cortinas», se le conocía como Miguel de Cervantes Saavedra. ¿De dónde salió el apellido Saavedra? La respuesta te la daré más adelante, pero ya te anticipo que es un apellido inventado. 

Como curiosidad, te diré que a Miguel de Cervantes no se le hizo ningún retrato en vida, por lo que las imágenes que hayas podido ver de él (como la portada de este episodio) no son reales. El mejor conocimiento que tenemos es una descripción física que hizo de sí mismo en el prólogo de su libro «Novelas ejemplares» publicado en 1613. Miguel de Cervantes se describía como una persona con la cara aguileña, el cabello castaño, la frente despejada, la barba canosa, los bigotes grandes, la boca pequeña con solo seis dientes, de estatura mediana y de piel blanca. 

Miguel de Cervantes tuvo una vida peculiar o inusual, una vida que bien podría ser la vida de un personaje de novela, ya que como vas a ver en este episodio estuvo repleta de aventuras. 

El padre de Miguel de Cervantes trabajaba como cirujano, pero no realizaba grandes operaciones, sino operaciones menores como sacar muelas. Este trabajo le obligaba a desplazarse por el país frecuentemente, por lo que Cervantes pasó su infancia y adolescencia en varias ciudades españolas. El caso es que no ganaba mucho dinero de manera que las penurias económicas marcaron la vida del joven alcalaíno. 

En 1552, cuando su familia vivía en Valladolid, su padre estuvo en prisión por unas deudas que no podía pagar justo cuando su mujer Leonor estaba embarazada de su quinto hijo. Después de este infortunio, la familia se trasladó a Córdoba y, posteriormente, a Sevilla. Cuando Miguel tenía 17 años regresaron a Alcalá de Henares, y un año más tarde, el joven se trasladó a Madrid. No se sabe con exactitud si Miguel de Cervantes cursó estudios universitarios, aunque todo apunta a que no lo hizo. No obstante, si se sabe con certeza que con 20 años estudió en el Estudio de la Villa, una institución dirigida por Juan López de Hoyos quien fue su maestro, y  en su libro, dedicado a la reina Isabel de Valois (tercera esposa de Felipe II), incluyó cuatro poemas firmados por el joven poeta Miguel de Cervantes.


PARTE 2 | Juventud como soldado, esclavo y espía 

Ese mismo año (1569), después de la publicación de sus cuatro primeros poemas, su carrera como poeta es interrumpida, ya que el escritor alcalaíno se vio obligado a huir de España. La razón fue un duelo que tuvo con otro hombre que fue herido. Un duelo es un combate entre dos personas que solo puede tener dos resultados, vivir o morir. Como consecuencia, Cervantes fue condenado a cortarle la mano derecha y a permanecer en el exilio (fuera de España) durante un periodo de 10 años. El joven decidió huir a Roma para conservar su mano derecha. Allí trabajó para Giulio Acquaviva, un eclesiástico italiano que fue cardenal de la Iglesia católica con el papa Pío V. 

Solo un año después, en 1570, se alistó en el ejército y fue trasladado a Nápoles donde se reencontró con su hermano Rodrigo, tres años menor que Miguel. Ambos hermanos lucharon juntos en la famosa Batalla de Lepanto de 1571, actualmente, el golfo de Corinto (en la costa occidental de Grecia). Esta batalla enfrentó a una coalición militar católica conocido como la Liga Santa organizada por el papa Pío V y financiada, en gran medida, por Felipe II contra el Imperio Otomano (la actual Turquía). 

El combate naval fue uno de los más sangrientos de la historia, con 200 galeras por bando y con 30 000 - 40 000 muertos en tan solo cinco horas de duración. Miguel de Cervantes luchó en primera línea y fue herido en su mano izquierda con una bala, y de ahí le viene el apodo de «el manco de Lepanto», aunque conservó su mano (a pesar de lo que mucha gente cree), y es que solo perdió la movilidad de la misma. 

A pesar de la victoria de la Liga Santa, el Imperio Otomano continúo teniendo gran peso en el Mediterráneo, y prueba de ello es que tan solo cuatro años más tarde (en 1575), cuando Cervantes y su hermano Rodrigo regresaban a España, fueron secuestrados por piratas turcos y encarcelados en la ciudad de Argel en el norte de África.

Debido al hecho de que Cervantes llevaba dos cartas de recomendación escritas por Juan de Austria (hermano ilegítimo de Carlos I de España y V de Alemania) quien había coincidido con Cervantes en la Batalla de Lepanto, los piratas turcos, al ver quién firmaba las cartas, creyeron que Cervantes era una persona muy importante en España por lo que exigieron un cuantioso rescate (mucho dinero) que su familia no podía permitirse el lujo de pagar. Así que Cervantes fue enviado a los «baños», y no te equivoques aquí, no estaba allí para darse un baño, sino que fue enviado a una prisión. Y es que los «baños» eran prisiones, una especie de campos de concentración para cristianos. Solo aquellos que se convertían al islam, podían ser liberados. Miguel de Cervantes pasó allí cinco largos años en los que fue protagonista de cuatro intentos de fuga, pero ninguno fue exitoso. En octubre de 1580, con 33 años, su familia consiguió reunir todo el dinero del rescate (500 escudos de oro) y, por fin, Cervantes fue liberado.

Tan solo un año después, volvió a África, en concreto, a la ciudad de Orán en una misión secreta dirigida por los servicios de inteligencia de Felipe II. No está claro si era una misión diplomática o de espionaje, ya que el objetivo de Cervantes era recabar información sobre las actividades del gobernador de Argel ante una posible ruptura de la tregua firmada entre España y el Imperio Otomano. Lo que sí se sabe es que Cervantes realizó disfrazado esta misión. Entonces, juzga por ti mismo si Cervantes fue espía de Felipe II o no. 

Después de esto, Miguel de Cervantes viajó a Lisboa donde se encontraba el rey Felipe II tras su proclamación como rey de Portugal. Allí, estuvo año y medio a la espera de que le dieran una nueva misión, pero esta nunca llegó, y por suerte para nosotros, porque de Lisboa se trasladó a Madrid donde retomó su carrera literaria. 

Pero antes de hablarte sobre etapa como escritor de novelas, quiero explicarte de dónde viene el apellido «Saavedra», ya que si recuerdas es el segundo apellido con el que es conocido Cervantes, pero este no coincide con el de su madre, Leonor de Cortinas. Pues bien, Saavedra es una palabra que proviene del árabe dialectal de Argel y que significa «brazo defectuoso». Posiblemente, Cervantes empezó a utilizar este segundo apellido con un fin irónico. 

Como curiosidad, te quiero contar que Cervantes firmaba los libros con Cervantes escrito con b y no con v como lo conocemos ahora, aunque en la portada sí aparecía escrito con v. Pero, ¿por qué Cervantes firmaba con b? En esa época, la b y la v, que ya no se diferenciaban fonéticamente, se utilizaban a capricho, es decir, sin reglas de ortografía.

PARTE 3 | Madurez con éxito literario, más prisión y un plagio

Ahora veremos el inicio de su carrera como escritor de novelas. Aunque durante su época como soldado y durante su posterior cautiverio en Argel, Cervantes nunca dejó de escribir poesía.

Una vez de vuelta en Madrid, Cervantes retomó el contacto con algunos escritores, y entre 1581 y 1583 escribió su primera novela «La Galatea» y la obra de teatro «El trato de Argel» influido por su experiencia como esclavo y con el objetivo de presionar a Felipe II para que promoviese la liberación de los presos cristianos que todavía estaban cautivos en el norte de África, pero el rey estaba muy ocupado con la nueva incorporación de Portugal a la Corona Española o con los conflictos en Flandes. 

En cuanto a su vida personal, Cervantes conoció a Ana de Villafranca en 1583, la mujer de un tabernero con la que tuvo una hija de nombre Isabel. Cuando la niña tenía 15 años, su madre muere quedándose huérfana. Fue entonces, cuando Cervantes la reconoció como hija suya con el nombre de Isabel de Saavedra. 

Poco después, Cervantes viajó a Esquivias, un pueblo de Toledo, donde conoció a la que sería su mujer, Catalina de Palacios. Ella tenía 19 años y él 37. No tuvieron hijos y a la pregunta de si a día de hoy hay descendientes vivos de Cervantes, la respuesta es que, posiblemente, no los haya, porque su hija Isabel tuvo una niña, pero murió con 2 años. 

Al año siguiente de casarse, en 1585, Cervantes publica «La Galatea», su primera novela. Y dos años después, en 1587, abandona Esquivias (dicen las malas lenguas que no se llevaba muy bien con su mujer) y se traslada a Sevilla, una ciudad repleta de oportunidades en aquel momento y donde trabajó como comisionario real de abastos con la misión de aprovisionar con trigo, cebada y aceite a unos barcos muy especiales. Se trataba de la Armada Invencible con la que Felipe II intentó derrocar a Isabel I de Inglaterra en 1588. Expedición que, por cierto, fue un fracaso.

Más tarde, Cervantes trabajó como recaudador de impuestos durante 10 años. Trabajo que le llevó a prisión en dos ocasiones. La primera en 1593 acusado de venta ilegal de trigo, y la segunda en 1597 acusado de quedarse con parte del dinero recaudado. Estuvo preso en Sevilla hasta que el rey Felipe II decidió liberarlo. Se cree que fue durante este cautiverio en Sevilla cuando Cervantes empezó a escribir el Quijote. 

En 1603, se trasladó a Valladolid con toda su familia, que entre los años de 1601 y 1606 fue nombrada capital de España. Y, por fin, en 1605, a la edad de 57 años, el éxito llegó a la vida de Miguel de Cervantes. Siempre fue un escritor innovador, y es que, aunque por aquella época lo que daba fama y dinero era el teatro, Cervantes apostó por la novela irónica. «El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha» fue la primera novela moderna y es una de las obras maestras de la literatura universal de todos los tiempos. Tuvo tanto éxito que incluso se llegó a exportar al extranjero, aunque sus ingresos no fueron suficientes para que Cervantes saliera de pobre (dejara de ser pobre). 

Imagínate por un momento, si Cervantes levantara la cabeza y supiera que su don Quijote es el libro más vendido de la historia (después de la Biblia) con más de quinientos millones de libros vendidos. 

Cervantes, a lo largo de su carrera como escritor, tuvo varios enemigos literarios, aunque el más importante fue el madrileño Lope de Vega, uno de los poetas y escritores de teatro más relevante del Siglo de Oro español (un periodo histórico en el que florecieron el arte y las letras castellanas, y que coincidió con el auge político y militar del Imperio español).

Una vez de vuelta en Madrid, en 1613, cuando esta fue otra vez nombrada capital de España, Cervantes escribió «Novelas ejemplares», otra obra maestra del escrito alcalaíno compuesta por novelas cortas. 

Pero pronto llegó otra vez la mala suerte a su vida, cuando en 1614 se publicó la segunda parte de el Quijote firmada bajo el seudónimo de Alonso Fernández de Avellaneda. Esta publicación ocurre cuando Cervantes estaba todavía escribiendo su segunda parte que publicaría un año más tarde, en 1615.

Pero, ¿quién estaba detrás de esta obra falsa? ¿Lope de Vega o Jerónimo de Pasamonte? 

Dado el estilo, los expertos no creen que fuera Lope de Vega, por lo que se cree que fue Jerónimo de Pasamonte como venganza, ya que Cervantes había creado un personaje con ese nombre en el Quijote al que describía como ladrón, mentiroso y cobarde. 

En fin, quien diga que las segundas partes nunca fueran buenas, se equivoca porque la segunda parte del Quijote fue un éxito rotundo

Su última obra fue la novela «Los trabajos de Persiles y Sigismunda» que terminó poco antes de morir y se publicó un año después de su muerte en 1617. Y es que Miguel de Cervantes Saavedra muere en Madrid el 22 abril de 1616 con 68 años y sin el reconocimiento, la fama o el dinero que hubiera merecido en vida. 

Cervantes murió de una diabetes provocada por una cirrosis hepática. Fue enterrado en el Convento de las Trinitarias Descalzas de San Ildefonso en el madrileño barrio de las Letras, como no podía ser de otra manera.

Se dice que murió el mismo día que William Shakespeare, pero no es así, ya que Shakespeare murió el 23 de abril según el calendario juliano vigente en aquel momento en Reino Unido, no obstante, Miguel de Cervantes murió el día 22 y fue enterrado el día 23. La diferencia entre el calendario juliano y el gregoriano (el actual) era de dos semanas, aproximadamente, por lo que Shakespeare murió el 3 de mayo. 

----------

Y con esto, hemos llegado al final del episodio de hoy sobre la vida de Miguel de Cervantes. Espero que te haya resultado interesante y hayas aprendido algo nuevo. Como siempre, te lanzo una serie de preguntas para que reflexiones sobre el episodio y pongas en juego lo que has aprendido:

❓ ¿Qué es lo que más te ha llamado la atención de la vida de Miguel de Cervantes? ¿Sabías algo sobre ella antes de escuchar este episodio? Yo reconozco que me he llevado una sorpresa, porque no conocía muchos detalles, ya que en el colegio estudias la parte que tiene que ver más con la literatura, pero no así, la vida personal.

❓ ¿Has leído el Quijote? ¿Sabes al menos de qué trata? ¿Te animarías a leer una versión adaptada?

❓ El Quijote es la novela más importante de un escritor español, y ahora te pregunto a ti, ¿quién es el escritor de novelas más importante de tu país?

INTRODUCCIÓN
PARTE 1 | Infancia y adolescencia de viaje por España
PARTE 2 | Juventud como soldado, esclavo y espía
PARTE 3 | Madurez con éxito literario, más prisión y un plagio
DESAFÍO FINAL & DESPEDIDA