GO FISH SPANISH - Spanish Learning

EP30 El Tratado Antártico - Spanish Learning

June 23, 2022 The Spanish Iceberg | Laura Sanz Episode 30
GO FISH SPANISH - Spanish Learning
EP30 El Tratado Antártico - Spanish Learning
Show Notes Transcript Chapter Markers

¿Sabías que la Antártida es el único continente del planeta en el que no ha habido una guerra 💣?


👀 ¿Qué vamos a ver en este episodio?

PARTE 1 | Situación previa a la firma del Tratado Antártico
PARTE 2 | La firma del Tratado Antártico
PARTE 3 | Principales amenazas sobre la Antártida


⬇️ Don't miss a single word! ⬇️
 
 Follow the audio along with the transcript

🎁【GET IT FOR FREE】🎁

-----------

🚀 New episode every Thursday at 7 AM (GMT +02:00)

⭐ Ratings & Reviews 👉 Apple Podcast

🌎 Web Site 👉 thespanishiceberg.com
 
🏋 Turn GO FISH SPANISH PODCAST into your daily gym! 

Support the show

💥 Get the most out of GO FISH SPANISH 💥

✅ Vocabulary List (Spanish / English)
✅ Workout Plan & Roadmap
✅ Submit Topics For New Episodes
✅ Weekly Email

🎣 CLICK HERE TO FISH IT ALL FOR FREE 🎣

----------

Soy Laura Sanz y hoy vamos a hablar sobre la firma del Tratado Antártico que tuvo lugar en Washington en 1959. 

En el episodio anterior, episodio número 29, hablamos sobre la Antártida desde diferentes perspectivas. 

Por un lado, hablamos sobre sus orígenes y exploramos su territorio haciendo hincapié en su geología, geografía, clima, flora y fauna y, por último, en la etimología de la palabra «Antártida». Por otro lado, respondimos a la pregunta: ¿Quién descubrió la Antártida? Al menos eso intenté, ya que si recuerdas la parte 3 del episodio, fueron varios los países los que reclamaron ser los verdaderos descubridores de este continente.

En el episodio de hoy, veremos qué ocurrió después del descubrimiento del polo sur geográfico por la expedición «Amundsen» en 1911. Unos hechos que desembocaron en la firma del Tratado Antártico en 1959. Para finalizar, analizaremos las principales amenazas a las que se enfrenta la Antártida en la actualidad.

Por fin, ha llegado el momento de ponernos manos a la obra con el episodio número 30 «El Tratado Antártico».

 

PARTE 1 | Situación previa a la firma del Tratado Antártico

Como vimos en el episodio anterior, la Antártida es el continente más frío y más seco del planeta debido a su latitud y a sus escasas lluvias. Además, es el continente más pacífico hasta la fecha, ya que nunca ha habido un conflicto bélico

Sin embargo, a partir del siglo XX comenzaron las reclamaciones territoriales que pusieron en riesgo la paz en el continente. Entonces, llegó la hora de hacerse esta pregunta: ¿A quién pertenece la Antártida?

El primer país en reclamar una porción de terreno fue el Reino Unido seguido de Chile y Argentina. Casualmente, los tres países reclamaron la misma superficie de terreno lo que creó una gran controversia. Esta situación provocó que el Reino Unido iniciara la operación «Tabarín» en la que estableció bases permanentes ocupadas en 1943. 

Como curiosidad, las reclamaciones territoriales en la Antártida son áreas con forma triangular que dividen el continente en diferentes secciones desde el polo sur como si fueran los radios de la rueda de una bicicleta o las manecillas de un reloj.

Con la autonomía de Australia y Nueva Zelanda, los territorios antárticos reclamados son trasferidos a estos dos países desde el Reino Unido en vista de que varias expediciones se habían iniciado desde ellos. Francia reclamó también una porción de terreno después de haber ocupado varias islas cercanas desde 1924. Por su parte, Noruega también reclama su porción desde 1939 después de haberse establecido en la isla Bouvet con varias expediciones científicas.

Otro país que reclamó territorio antártico fue la Alemania nazi de Hitler en 1938. Existe una teoría conspiratoria que dice que los nazis construyeron una base militar en la Antártida que utilizaron como escondite tras su derrota en la II Guerra Mundial. Tanto EE.UU. como el Reino Unido la buscaron durante décadas, pero nunca llegaron a encontrarla.

Entre 1940 y 1950 se produjeron varios incidentes entre los países que habían hecho reclamaciones territoriales. Los incidentes más graves se produjeron entre Chile, el Reino Unido y Argentina destacando los incidentes de la Bahía Esperanza y de la isla Decepción entre el Reino Unido y Argentina en 1952 y 1953 respectivamente.  

A esto hay que sumar actividades militares como las de EE.UU. durante la operación «Highjump» entre 1946 y 1947 que como te imaginarás llamó la atención de sus enemigos soviéticos en plena Guerra Fría quienes a su vez tenían establecidas bases de investigación en la Antártida.

Entonces, llegó la hora de negociar para evitar conflictos y que la situación se fuera de las manos o, en otras palabras, que se perdiera el control del territorio.

PARTE 2 | La firma del Tratado Antártico

El presidente estadounidense Eisenhower tomó la iniciativa a la hora de negociar y convocó la Conferencia Antártica en 1958 a la que asistieron los doce países que en ese momento tenían bases científicas en territorio antártico. Se puso sobre la mesa de negociación la libertad de investigación científica, el uso pacífico del continente y su desmilitarización y control de armas, es decir, la eliminación parcial o total de las instalaciones y actividades militares del territorio considerado un espacio de interés internacional. 

Como resultado, el 1 de diciembre de 1959 se firma el Tratado Antártico que entra en vigor el 23 de junio de 1961. En la actualidad, 54 países han firmado este tratado que tiene una vigencia indefinida.

Como consecuencia de la prohibición de las actividades militares, los siete países que habían reclamado soberanía territorial antes de la firma del tratado podrían mantenerla mientras el tratado estuviera vigente, aunque ningún otro país podría hacer nuevas reclamaciones. A pesar de lo anterior, EE.UU. y la URSS (actualmente Rusia) guardaron su derecho de hacer reclamaciones territoriales en el futuro.  

Hasta la fecha, se han establecido 75 bases científicas de 30 países respetando los principios del tratado sobre la libertad científica. Esto dio como resultado grandes avances científicos gracias a la diplomacia y a la cooperación internacional. Adicionalmente, el tratado regula la apertura de nuevas bases para evitar la masificación.

No obstante, hay que destacar que tras la firma del tratado se han producido algunos hechos inquietantes. Por ejemplo, en los años 70 la dictadura argentina promovió el nacimiento de niños en sus bases antárticas para reforzar sus reivindicaciones territoriales. Al dictador chileno, Augusto Pinochet, le encantó la idea y la copió. Después del nacimiento de 8 argentinos y 3 chilenos se terminó con esta política que era considerada una provocación.

Liz Vilches —geóloga chilena— afirma que hoy en día los jóvenes chilenos no están preocupados por la soberanía sobre la Antártida, sino que ven la situación de una manera más sencilla. Para ellos, la Antártida es un territorio integrado por varios países que trabajan y cooperan por el bien común.

En 1982 tuvo lugar la guerra de las Malvinas (en inglés, Falklands War), un conflicto bélico entre Argentina y el Reino Unido en el que se disputó la soberanía de las islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur, todas ellas localizadas en el Atlántico Sur. Las islas Malvinas están a 940 km al norte de la isla Elefante en la Antártida.

En 2004 Rusia construyó una pequeña iglesia ortodoxa. Para ello, utilizó madera de pino siberiano, su árbol nacional. Algunos críticos afirman que esta es la manera más efectiva de garantizar que nadie te expulse de un territorio.

A pesar de estas provocaciones, no debemos de olvidar que la Antártida es el único lugar del mundo en el que todos los países se han puesto de acuerdo para promover la paz, la ciencia y el medio ambiente.

Quizá te estés preguntando si lo de la paz y el medio ambiente va en serio dado el panorama internacional que tenemos actualmente, ¿será un mensaje de otro planeta? 

 

PARTE 3 | Principales amenazas sobre la Antártida

En la Antártida se realizan numerosas investigaciones científicas sobre geología, clima, flora y fauna, entre otros.

En cuanto a la geología, su estudio en la Antártida es vital para el resto del planeta, puesto que lo que pasa en la Antártida afecta al clima mundial. En palabras de Jerónimo López —geólogo de la Universidad Autónoma de Madrid— «la Antártida es la fábrica del frío del planeta». Por ejemplo, los estudios de glaciares antárticos realizados durante los últimos 30 años confirman el calentamiento global del planeta.

Los estudios de la flora y fauna son también clave en la Antártida. Un ejemplo es el estudio de las poblaciones de pingüinos. Uno de ellos muestra que comunidades enteras de pingüino «barbijo» han desaparecido en la isla Decepción. Otra especie de pingüino como el pingüino «Adelia» ha disminuido su población hasta un 60 %. Por el contrario, la población de pingüino «papúa» ha crecido en torno al 15 o 20 % debido a que las condiciones son favorables para esta especie. Este hecho confirma la teoría de la evolución de las especies. Cuando las condiciones son desfavorables, algunas especies tienden a desaparecer dando lugar a la aparición de otras nuevas.

Ahora, vamos a hacer un repaso de las principales amenazas a las que se enfrenta la Antártida. 

En la isla Decepción todavía se pueden ver las ruinas de una antigua estación ballenera. En el pasado, esta bahía era conocida como «La Roja» porque el mar se teñía de sangre y el olor a carne podrida era repugnante durante el proceso de producción de aceite de ballena. 

En 1986 la comunidad internacional prohibió la pesca de ballenas, aunque Japón mantuvo una cuota de pesca con fines científicos en la Antártida. Sin embargo, fue acusado de que en realidad se trataba de una pesca comercial.

En 2014 el Tribunal Internacional de la Haya dictó una sentencia en contra de Japón por esta pesca. Japón aceptó la sentencia, pero solo lo hizo durante un año. Poco después, sus barcos volvieron a pescar en el océano austral.

Pero la pesca de ballenas no es la única amenaza que debe preocuparnos, la merluza negra es un tesoro antártico. Para que te hagas una idea, su precio alcanza los 60 euros por kilo, y aunque su pesca está limitada, la pesca ilegal no solo no respeta las cuotas —la cantidad de merluza que pueden pescar—, sino que también no respeta el arte de pesca —la forma de pescar—, en lugar de realizar una pesca selectiva pescan con grandes redes con las que llegan a capturar muchísimas toneladas.

Otra amenaza que está ganando fuerza en los últimos años es el turismo. En el año 2008 se registró el número máximo de visitantes, alrededor de unos 46 000, después con la crisis bajó por debajo de los 25 000, sin embargo, durante los últimos años se ha alcanzado de nuevo la cifra de 46 000 turistas. 

El futuro es imprevisible, pero se prevé que esta cifra crecerá. El coste aproximado por persona y viaje es de entre      5 000 a 10 000 euros. No hay muchas personas en el mundo que puedan permitirse el lujo de visitar la Antártida.

Por cada investigador en la Antártida hay ahora diez turistas. Es un negocio que mueve 400 millones de euros anuales.

En muchos espacios protegidos el turista paga un impuesto para gestionar la conservación, sin embargo, en la Antártida el turista solo paga unos 10 euros y lo hace para gestionar el turismo, no para gestionar la conservación.

¿Tiene el turismo un impacto negativo en la Antártida? Una turista cuenta que es impactante ver un envase de leche o botellas de agua mientras paseas por la Antártida porque lo que esperas ver es un espacio virgen y sin basura. 

Otra amenaza para la flora y fauna antárticos son las especies invasoras como los 'aliens' que son unos seres vivos extraños y diminutos parecidos a una lombriz con patas y que están desplazando a especies endémicas antárticas. 

Pero, ¿cómo llegan estas criaturas? Lo normal es que lleguen por vías naturales como el viento, el mar y la propia fauna, sin embargo, la principal fuente de invasión llega por el ser humano quien suponemos no lo hace adrede.

Una medida que se toma en las bases científicas es pasar la aspiradora a toda la ropa y objetos de la tripulación de los barcos antes de pisar suelo antártico.

Destacar aquí que la cooperación internacional ha dado sus frutos en este aspecto también, ya que una alianza entre España, el Reino Unido y Argentina ha logrado la eliminación de esta especie invasora.

 

Por último, llegamos a la mayor amenaza para la paz y el medio ambiente en la Antártida. Se trata de la existencia de recursos minerales, algunos de ellos valiosos. No solo hidrocarburos en forma de gas o petróleo, sino también de otros minerales como el níquel, el oro y la plata. Y según las últimas investigaciones, podría existir un tipo de roca que probablemente contiene diamantes.

Ten en cuenta que un vertido de petróleo en el océano austral es doblemente peligroso. Por un lado, está el difícil acceso y, por otro lado, está el efecto del hielo que hace que el chapapote quede atrapado y complique la limpieza.

En 1989 el Tratado Antártico fue revisado y se quería empezar a extraer petróleo. Curiosamente, coincidió con la solicitud de un montón de nuevos países que deseaban formar parte del tratado, pero de nuevo se produjo el milagro. 

El 4 de octubre de 1991 se firma en Madrid el Protocolo al Tratado Antártico sobre Protección del Medio Ambiente, también conocido como Protocolo Ambiental del Tratado Antártico, o Protocolo de Madrid. Este protocolo garantiza la prohibición a la minería en la Antártida durante al menos otros 50 años, puesto que para cambiar este hecho se necesitaría el apoyo de todos los países que lo han firmado, un hecho que es casi imposible. Pues no es difícil que se pongan de acuerdo dos países como para que se pongan de acuerdo 54 países al mismo tiempo.

El Protocolo de Madrid será revisado en 2048, ¿qué pasará entonces?

Está claro que la tentación sigue ahí. Este esfuerzo en recursos, en movilizar personas y barcos y en crear bases científicas, al final tiene un objetivo claro, y no es otro que tener una presencia relevante en el momento en el que se decida un reparto de la Antártida, aunque ningún país lo dirá públicamente. 


Y con esto, hemos llegado al final del episodio de hoy sobre el Tratado Antártico. Espero que te haya resultado interesante y hayas aprendido algo nuevo. Como siempre, te lanzo una serie de preguntas para que reflexiones sobre el episodio y pongas en juego lo que has aprendido:

❓ El Tratado Antártico es un ejemplo del patrimonio común de la humanidad, ¿estás de acuerdo en que la Antártida se debería seguir protegiendo para futuras generaciones? ¿Qué medidas adicionales se podrían tomar?

❓ ¿Crees que el Tratado Antártico resistirá al panorama internacional actual?

❓ ¿Cómo se podría exportar este modelo de cooperación internacional fuera de la Antártida?

❓ ¿Se debería limitar el turismo en la Antártida o hay una manera responsable de promoverlo?

INTRODUCCIÓN
PARTE 1 | Situación previa a la firma del Tratado Antártico
PARTE 2 | La firma del Tratado Antártico
PARTE 3 | Principales amenazas sobre la Antártida
OUTRO - CTA FINAL & DESPEDIDA